El edificio

El edificio

Sociedad Cosmopolita: Sede del Museo Histórico Marta Samatan
La Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos fue fundada en 1883 con la finalidad de “promover el espíritu de unión y de recíproco socorro”; “el mejoramiento moral de los asociados por la práctica de la justicia y de la caridad”. Al tiempo se constituyó; en un ámbito favorable para la lectura y las reuniones de estudiantes y docentes comprometidos con la reforma política, la democracia y el libre pensamiento, los que integraron su comisión directiva. Iniciando el siglo XX fue recinto de las deliberaciones y acuerdos para la fundación de nuevas instituciones educativas laicas y del Estado, encargadas de la renovación generacional de los cuadros dirigenciales, como el Colegio Nacional (1905) y la Escuela Normal Nacional (1905); allí se constituyó el Comité Popular Pro-Universidad Nacional del Litoral (1916), fue sede de la Federación de Estudiantes del Litoral (1916) y ámbito de acaloradas Asambleas de Estudiantes Universitarios y lugar de encuentro de los delegados estudiantiles santafesinos al Congreso Universitario de Córdoba de 1918, el congreso que sentó las bases de la Reforma Universitaria. Otros hechos significativos de la historia cultural santafesina tuvieron como escenario sus salones; por ejemplo, la creación de la Asociación del Magisterio de Santa Fe (1928) y de la Unión de Mujeres Argentinas (1938). Diversas y muy prestigiosas conferencias se dictaron allí. El edificio propio fue proyectado por el arquitecto León Lamouret y su construcción demandó dos años inaugurándose el 11 de octubre de 1913. Fue cedido a la Universidad Nacional del Litoral en 1968 y actualmente funciona allí el Museo Histórico y se conserva la biblioteca con 35.000 volúmenes. Fue declarado de Interés Histórico de la ciudad de Santa Fe (Res.1668-28/6/90) y de Interés Histórico Provincial (Res. 3768-12/11/92). Hoy es la sede del Museo Histórico “Marta Samatan” de la Universidad Nacional del Litoral.
En la Cosmopolita tuvo la sede la Federación Universitaria del Litoral al momento de desarrollarse el movimiento de Reforma Universitaria y el proceso de gestación de la Universidad Nacional del Litoral (1912-1922)
Historia del edificio
El MH funciona en un antiguo edificio que perteneció a la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, asociación santafesina creada en 1883 y recordada por ser un polo cultural manifiesto en el accionar de su biblioteca popular.
Merced al notable crecimiento y a la relevancia institucional que poseía La Cosmopolita, hacia 1912 se encargó la construcción de una sede social sita, en la actualidad, en 9 de Julio 2154. La obra fue proyectada por León Lamouret e inaugurada el 11 de octubre de 1913.
La Biblioteca Cosmopolita fue testigo y sede de acontecimientos memorables de la historia cultural y educativa santafesina, tales como: los preparativos de la fundación del Colegio Nacional y de la Escuela Normal Nacional además de los acontecimientos vinculados al proceso de gestación de nuestra Universidad.
En junio de 1916, a instancias del Gobernador Dr. Manuel Menchaca, se llevó a cabo en el salón de la biblioteca la reunión en la cual se resolvió constituir el Comité Pro-Universidad Nacional integrado por asociaciones culturales, estudiantiles, obreras y de notables santafesinos.
También funcionó como sede de la Federación Universitaria del Litoral al momento de desarrollarse  el movimiento de la Reforma  Universitaria.
Desde 1920 y gracias al impulso de jóvenes universitarios que sustentaban estos principios y que ocuparon lugares en la comisión directiva de la asociación, la biblioteca Cosmopolita desarrolló la extensión universitaria: conferencias magistrales, eventos musicales y reuniones de organizaciones sociales como la Asociación del Magisterio de Santa Fe o la sede santafesina de la Unión de Mujeres Argentinas (creadas en este recinto en 1928 y 1938 respectivamente) poblaron las instalaciones.
En 1968, los Dres. Domingo Buonocore y Sixto Bayer, juntamente con educadores de la talla de Manuel Frutos y las Profesoras Ana María Caffaratti, Marta Samatan, Delia Travadelo, Nora Posentini y Rogelia Gil, decidieron ceder los bienes de la Sociedad Cosmopolita a la Universidad Nacional del Litoral luego de analizar la situación financiera y las garantías que les daba la institución.
Actualmente en él, funciona la biblioteca pública y popular de la universidad que cuenta con 35.000 volúmenes y el Museo Histórico de la Universidad Nacional del Litoral.
El edificio fue declarado de Interés Histórico de la ciudad de Santa Fe (Res.1668-28/6/90) y de Interés Histórico Provincial (Res. 3768-12/11/92).

La Cosmopolita, los militantes y la creación de la Universidad

Intentando realizar una lectura profunda de la lógica conductora del proceso social, político e ideológico que posibilitó la creación de nuestra universidad ponemos la lupa en la tradicional Biblioteca Gálvez o ex-Cosmopolita, biblioteca pública y popular, que perteneciera a la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos y que desde fines del siglo XIX realizara en la ciudad una tarea encomiable.
En “La ciudad de Santa Fe. Sinopsis para la obra del censo nacional del Santa Fe”, Floriano Zapata (1899) pensando en las asociaciones que actuaban en la ciudad, entre las que se encontraba la Sociedad Cosmopolita de Socorros Mutuos, sostenía que el espíritu de la época tendía a la unión así como el espíritu de los tiempos que pasaron tendía a la desunión y al aislamiento y ponderaba el hecho de la asociación para el mejoramiento de la condición intelectual, moral y material como “semilla”  de las transformaciones sociales.
Bajo estos conceptos desarrollaron su tarea, también desde la Cosmopolita, los militantes de la Universidad Nacional del Litoral. El vínculo que establecieron los reformistas con este espacio en particular lo corroboramos a través de los documentos que dan cuenta de las reuniones y actividades que en la Cosmopolita se desarrollaban.

En primer lugar hacemos referencia a un documento paradigmático para el Museo Histórico: el acta original de Constitución del comité pro Universidad Nacional del Litoral de 1916, preservado por la Junta de Historia de Rosario y donado al MH. Actualmente forma parte de la colección Alejandro Grüning Rosas. Los trabajos realizados y vinculados a él son innumerables y nos han abierto puertas que, tras casi un año de trabajo continuo, transitamos con mayor familiaridad.
El acta fue restaurado bajo los principios de la conservación preventiva y puesto en exposición, a fines de dar a conocer una pieza trascendental para la historia de nuestra universidad.

En segundo lugar consideramos: una notificación (1915) y una fotografía (s/d) pertenecientes al fondo documental y a la colección Nélida Lanteri Vrillaud.
La carta dirigida a Pedro Gómez Cello y escrita en hoja membretada comunica el resultado de las elecciones de presidente de la Sociedad para el mandato 1916-1917.  La misma está firmada por el presidente saliente, Roque Niklison y firmado por alguien que permanentemente nos sorprende por su militancia, por la amplitud del frente de acción y por su inserción institucional, Alejandro Grüning Rosas.
Compartimos este documento en particular porque al decidir trabajar con la biblioteca volvimos,  con mucho más oficio, a uno de los fondos más antiguos donde encontramos este master copia que lleva el sello identitario de la Sociedad (el sello con las manos típicas del asociacionismo) y las firmas antes mencionadas: Niklison presidente y Grüning Rosas secretario.
La fotografía de la comisión directiva de la Cosmopolita suponemos fue tomada entre los años 1916-1919, ya que para ser miembro de la Comisión Directiva de la Sociedad Cosmopolita se debía cumplir con el requisito de ser mayor de 15 años, además de saber leer y escribir. En la misma aparecen Domingo Tetamanti, Abraham Francioni, Manuel Frutos, Pedro Gómez Cello y Pablo Vrillaud, entre otros.
En ambos documentos podemos ver la integración de los militantes en la conducción de la institución pero esta participación no estaba restringida a la Cosmopolita. Por el contrario los vemos actuando en la Gobernación, en la secretaría particularmente; en la Federación Universitaria; y desde su creación, en la Universidad Nacional del Litoral. La integración de los militantes es una constante y muestra un tipo de construcción política particular vinculada a la formación de cuadros dirigenciales integrados progresivamente en las esferas del estado y en organizaciones de la sociedad civil.

En tercer lugar el siguiente artículo periodístico extraído de El Litoral del día 7 de mayo de 1919 comunica que la iniciativa extensionista, impulsada por los estudiantes universitarios de dictar conferencias para el público general a cargo de educadores y librepensadores en la Cosmopolita, es parte de un programa general para la transformación social que se opone cabalmente al impulsado por las autoridades universitarias provinciales.
La sala de lectura de la Cosmopolita presenció innumerables acontecimientos, fue testigo de asambleas, de horas de estudio, reuniones y conferencias: la de José Oliva, las organizadas por Gabriel del Mazo siendo delegado interventor de la Facultad de Química Industrial y Agrícola o las dictadas por Romera Vera y Marta Samatan sobre derechos civiles de las mujeres o por Mariano Tissembaum sobre leyes de trabajo.

La Cosmopolita escuchó resonar las palabras de muchos militantes, palabras que se traducirían en telegramas como éste:
«Conflicto en pie. Asamblea ratificó declaratoria de huelga federación, hasta tanto se resuelva favorablemente movimiento. Pedimos estatutos dignos y profesorado capaz. Rector negóse a renunciar, no obstante solicitud insistente. Los “nores” cambian de nombre pero no de alma. Vivimos días bellos de acción y pensamiento. Reivindicamos con este gesto un concepto que se nos discutía. Ante pasividad academias desprestigiadas, resoluciones enérgicas adquieren fuerza simbólica. Es la muerte de un régimen. Como en Córdoba hay defensores de lo anacrónico: minoría familiar, guardianes de sus papás catedráticos; esto en vez de desalentarnos nos conforta. Santa Fe aguarda ansioso pronunciamiento solidario de esa federación. Pablo Vrillaud, presidente – J. A. Sánz, secretario»; y que serían simiente de la Nueva Universidad.

Presidentes de la Sociedad Cosmopolita

Detalle de quienes presidieron la Sociedad Cosmopolita, contribuyendo con dedicación a continuar el accionar de la institución. Entre ellos se encuentran educadores, universitarios y hombres de renombre de la ciudad y quien sería años después gobernador. Las fuentes que se encuentran en el MH nos ubican para delimitar sus períodos de gestión, los restantes se mencionan debajo por orden alfabético.
  • 1883 – Pedro SAN MARTÍN
  • 1890 – Martín PORTILLO
  • 1902 – Juan MUNDIN
  • 1904 – Roque NIKLINSON
  • 1908 – Melinton RIVERA
  • 1913 – Eduardo FERREYRA
  • 1915 – Roque NIKLINSON
  • 1916 – Pedro GÓMEZ CELLO
  • 1918 – Domingo TETTAMANTI
  • 1920 – Salvador C. VIGO
  • 1933 – Roque NIKLINSON
  • 1938/1941 – Domingo TETTAMANTI
  • 1967 – Domingo BUONOCORE
  • 1968 – Sixto BAYER ARANCIBIA
  • ARGIMBAU Carlos
  • CLUCELLAS Francisco
  • CODONI José
  • FRANCIONI Abraham
  • FRUTOS Nahuel UR
  • GÓNI ZAVALA Domingo
  • GAMBINO Humberto
  • GIMÉNEZ Eliseo –
  • GIMÉNEZ Manuel –
  • GUASTAVINO Elías
  • LEDESMA Pablo
  • MEYER Camilo
  • SOTO Néstor
  • TABOADA Cándido