SELLO MAYOR DE LA UNIVERSIDAD NACIONAL DEL LITORAL

 

Primera copia del plato original en bronce montado sobre marco de madera, obra del escultor y grabador argentino Alfredo Bigatti, 1926

 

La promoción de valores y virtudes mediante personificaciones alegóricas fue corriente   en el arte del grabado para sellos, emblemas y membretes a comienzos del siglo XX. El efebo es una personificación alegórica que cumple la función de traducir icónicamente el imperativo institucional de marcha decidida, con la firmeza de la juventud y la luz perpetua del conocimiento. Su “manifestación del poder” adquiere en la literalidad e inconfundible clasicismo del Efebo la anhelada efectividad;  la antorcha vuelve a ser recogida por el hombre libre de las ataduras dogmáticas, un hombre de joven pensamiento.   

La clara función de la figura es reforzada por el tono imperativo del lema “Lux Indeficiens” (luz que no puede faltar) en cuyas palabras se halla quizás la referencia más clara a una concepción filosófica y pedagógica de raíz laicista, al ser vinculadas por Martínez con los versos del poeta romano Lucrecio.  

La presencia de las insignias de Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes en la parte inferior del emblema no es un atributo menor, pues da cuenta de una de las luchas más caras a los ideólogos y promotores de la Universidad Nacional desde 1914; la lucha por una unidad regional que institucionalizara un creciente vínculo cultural existente entre las tres provincias.

Finalmente, la leyenda “Universidad Nacional del Litoral”, seguirá acreditando la necesaria legitimación que el status le otorga a la empresa, y recordando el motivo de los primeros reclamos estudiantiles hacia 1912.  

En la fundamentación de la propuesta, que Martínez expone ante el Consejo Superior el 30 de junio de 1926 se advierte la intención fundamental: garantizar la perennidad de las conquistas obtenidas por la generación reformista bajo aquella ecuación magistral de su discurso de asunción, en 1923: el sentimiento es fuerza y la idea es luz.  

Destacados

La gestación
…el sentimiento es fuerza y la idea es luz” (Pedro E. Martínez, discurso de asunción, 1923).